martes, 13 de febrero de 2018

Entrevista a Enrique Sanz

CARLOS VILLALBA GALÁN


Desde un hotel de Murcia me contesta Enrique Sanz. Tras dos años un poco raros, y con un 2016 para olvidar, comienza una nueva temporada, con un nuevo equipo y con nuevas ilusiones. Comenzar con buen pie es siempre importante y no ha tardado en llegar su primer top5. Hablamos con el nuevo corredor del Euskadi Murias sobre esta nueva temporada. 



¿Cómo se cocinó tu entrada en el Euskadi Murias?

El año pasado en estas fechas, mientras andaba entre Mallorca y Valencia, hablé con Jon Odriozola. No tenía hueco en su equipo en aquel momento, pero me dio la palabra de que, se diese como se diese el 2017, en 2018 me cogía seguro. Iba a sacar el equipo continental profesional y contaba conmigo. Me aseguró que estaría en su equipo y así ha sido.

¿Qué tipo de director es?

Está claro que ha sido ciclista y se nota bastante. Entiende lo que le pasa al ciclista, las situaciones de carrera, pero no por eso nos deja de apretar y exigir. Él me ha dado una responsabilidad y eso me motiva para seguir trabajando. Me ha dado responsabilidad tanto para ayudar a los jóvenes….como si yo fuese muy viejo con 28 años (risas)…como para sacar resultados. Me motiva esa presión que ejerce sobre mí. Como director es muy sensato.

¿Quedó atrás aquello de “sobrino de” en esta negociación?

Al final, siempre voy a ser sobrino de tal. Hoy por ejemplo me ha ocurrido una anécdota. Hablando con unos auxiliares, uno a otro le ha dicho “¿no sabes de quién es familia?…es sobrino de tal” siempre me va a perseguir, esté en el equipo que esté. Pero bueno, siempre he tenido claro que donde he estado, he estado porque me lo he ganado y no por ser sobrino de tal. Los cinco años de Movistar en los que he aprendido tanto, han sido porque le he echado cojones y ganas para poder ayudar al equipo a hacerlo bien. Aunque a veces, llamas a algunos equipos y…Si me pasó una vez en la que al llamar a un equipo me preguntaron “si eres sobrino de Eusebio Unzué, ¿porque no estás en su equipo?”. Y la respuesta es clara “No estoy en su equipo porque no soy el ciclista más idóneo para estar en su equipo”. Pero bueno, esa es un poco la historia.

¿Cómo está siendo la adaptación al equipo y los nuevos compañeros?

Muy buena. Hicimos una concentración en noviembre para el tema de ropa y demás, luego otra en Benidorm y ahora hemos empezado a correr. Hay un gran ambiente en el equipo. También están saliendo las cosas aunque nos falte ganar. Hay mucha aptitud del equipo y de los compañeros hacia mí.



¿Qué te parece que en wikipedia aparezca en tu descripción “Gregario”?

(risas) al final ellos tendrán una base de datos de resultados. Aunque si van a los resultados deberían encontrar otra cosa, pero no lo he mirado, la primera noticia que tengo. Supongo que será por haber estado en el equipo en el que estuve.

¿Vas a tener la oportunidad ahora de dar un poco más para ti y no para otros?

Está claro. Si he venido al Euskadi Murias ha sido por eso. Cuando salí del Movistar esa era la idea. Tenía ya el contrato apalabrado para el 2016 con ellos. No soy un corredor como Erviti o Chente, con los que he entrenado toda la vida profesional. Soy un corredor rápido que tiene que estar ahí a última hora. En Movistar, con el peso que tienen los compañeros, era normal que me fuera encasillando en el rol de gregario. Esprintar es un hábito y si no lo haces lo vas perdiendo, hasta que se acaba olvidando por completo. Ese año había que salir y di el paso. Tuve la mala suerte en Italia de tener un virus y que además los italianos tuvieran poca paciencia, y en 2017 me vi en la situación en la que me vi.

Buen comienzo en el trofeo Palma, ¿no?

La primera etapa con un sprint más masivo no se adaptaba muy bien a mí. Pero con el cuarto puesto de la última etapa muy bien. Iba con decisión a hacerlo bien y pasar el último puerto bien. Llegamos poquitos a meta. La pena es que el pódium se quedó a un pasito y hubiese estado bien. Me dio moral para afrontar Valencia. Aunque no tuve suerte en la última etapa valenciana que era la que mejor me venía. Con el frio me quedé congelado y no pasé el último puerto.
He trabajado mucha base y fondo, mucha fuerza. Me he sorprendido al sacar tan pronto un 4º puesto. Ahora en lo que viene, Cataluña, no sé si estaré en País Vasco, y luego Madrid y Aragón, tendré oportunidades para brillar.

¿Qué opinión tienes sobre la neutralización de la crono por equipos de la Vuelta a Valencia?

El día estaba para competir sin ningún tipo de problema. Fueron pocos los que no lo hicieron. Igual por la mañana si que no estaba para competir por el viento y la lluvia. Pero por la tarde estaba para competir. Está claro que para mi hubiera contabilizado en la general. No contó, pero todos los equipos iban a toda ostia. Eso de ir despacio fueron 4 o 5.

¿Un 2017 con menos competición ha podido servir para llegar más fresco esta temporada?

Bueno, no sé. Tampoco es que haya tenido tan poca competición la temporada pasada. He competido 45 días y ha sido un año natural entero de darle caña. No voy a estar ni más fresco ni más gastado, creo que voy a estar igual.



Del año con Wilier, 3 de los 4 españoles que estabais habéis vuelto a equipos españoles, ¿buen síntoma?

Completamente. Encima había muchísimos jóvenes saliendo, y la entrada de Burgos BH, Euskadi Murias, el equipo de Contador, la Fundación…Nos viene bien que haya más equipos y más calendario.

¿Cuáles son las grandes diferencias entre correr un equipo español y uno extranjero?

Tampoco es que haya grandes diferencias en cuanto a mecanismos de trabajo. El idioma ayuda. Siempre hay más confianza con el mismo idioma. En cuanto al calendario no se nota. Por ejemplo, Cristian y Julen han hecho el Giro los dos años. Como en cualquier equipo, tienes que rendir, tener un buen nivel y vas a las mejores carreras.

¿Te preocupa el 2019?

No me preocupa. Yo vivo el presente. Cada carrera es una oportunidad. No vivo mucho más allá. Ahora me centro en hacer la primera parte de 2018 bien. Nunca se sabe lo que puede pasar. Todos los sentidos en el presente y a por ello.

Has pasado por la misma situación que Lobato, ¿has hablado con él?

Con Juanjo tengo muy buena relación. Las nuestras han sido situaciones diferentes pero en base es lo mismo, no tener equipo y estar buscando equipo. Es muy duro, a veces sales a entrenar y dices “qué ostias hago aquí” Te das la vuelta y te vas a casa. Yo eso lo he vivido. No puedo más que darle un poco de ánimo. Tampoco soy quién para dar lecciones de nada, solo hablar en base de lo vivido. No puedo decir nada que le vaya a sacar de la situación en la que está.

¿Cuáles son los objetivos para el equipo este año?

Hacerlo lo mejor posible cada día. El objetivo claro es ganar carreras. Podemos hacerlo y lo vamos a hacer. Vamos a consolidarnos en la categoría, dar buena imagen, dejar nuestro sello, ganar carreras, y hacer crecer este proyecto que falta hace. Tener en Euskadi un proyecto así es vital para el ciclismo vasco. Recalcando sobre todo que hay una empresa privada que pone dinero. Eso lo tenemos que cuidar ya que están apostando por el ciclismo vasco.
El equipo va día a día y carrera a carrera. Cada carrera es una oportunidad. Por ejemplo, Julen Irizar, que lo venía haciendo bien en Valencia y Mallorca, un chaval joven, ha estado cerca de trincar una etapa en Francia. No es fácil estar ahí y hacer lo que ha hecho. Le han cogido a poquito de meta. Cada carrera que podamos disputar sirve.

¿Tu objetivo?

El principal para mi es ganar. Quiero levantar los brazos de nuevo y quiero hacerlo con este maillot. Es lo que más deseo. Para ello hemos centrado la preparación para estar un poquito más en forma más adelante. Esto no quiere decir que no vaya a ir ahora a Andalucía y que no vaya con toda la intención de ganar. Mi filosofía es que cada carrera es una oportunidad y creo que también es la del equipo.
Me gustaría llegar muy bien a la Volta a Catalunya. No sé si iré a País Vasco porque el recorrido es muy duro pero hacerlo bien en Castilla León, Aragón, Madrid y Asturias. A principio de temporada tengo que estar ya a pleno rendimiento.



¿Sigue Jorge Sanz llevando tus entrenamientos?

Sigue siendo Jorge sí. Ya no lleva muchos corredores porque no tiene mucho tiempo por el tema del equipo de chicas del Movistar, pero a mí ya me conoce, trabajamos bien y sigo con él.

¿Tu opinión sobre el Bizkaia Durango – Euskadi Murias?

Es una gran oportunidad que tienen las chicas. Es una buena fórmula el apoyar a un equipo ya hecho y echar una mano para que se refuerce y tengan ilusiones renovadas. No tenemos mucho contacto con ellas porque los calendarios son diferentes y cada uno está centrado en lo suyo.

¿Qué te parecería la idea que defiende Madrazo de una Copa Ibérica?

No es una mala idea, pero eso son temas de organizadores que se nos escapan a los ciclistas. No sé si sería viable. Es algo que estaría bien. Para eso es necesario un organizador que se encargue de ello, igual que la organización de una vuelta. De todas formas, no nos podemos quejar. Están saliendo Vuelta Aragón, Vuelta Valencia… Los organizadores ya están haciendo mucho para que el calendario crezca y se mantenga. No creo que haya que exigir más.

¿Ves a tu equipo en La Vuelta?

Si. Tiene que ocurrir. No es oficial pero parece que sí y ojala sea así. Por mi parte, voy día a día. De momento la primera parte de la temporada, y luego ya veremos en La Vuelta. Hay que estudiar recorrido, finales y también el calendario paralelo al de la Vuelta. Tendremos que valorar dónde podemos sacar mejores resultados, si en la Vuelta o en el calendario paralelo.





lunes, 29 de enero de 2018

Entrevista a Alba Teruel

CARLOS VILLALBA GALÁN


El MovistarTeam femenino es un proyecto nuevo y joven. Entre sus corredoras, la más joven, Alba Teruel. Veintiún años tiene la valenciana que me habla desde las alturas, desde el Teide. Concentrada en Tenerife, como lo hiciera con regularidad Alberto Contador, o como actualmente lo hace Fabio Aru, con quien se cruzará estos días. Las chicas del MovistarTeam no serán una excepción por aquellas tierras, sino algo habitual ahora que son ciclistas profesionales de primer nivel.



¿Cómo están siendo los primeros momentos con el MovistarTeam?

Muy bien. No nos esperábamos esto. No tenemos queja de nada en todos los niveles. Tenemos la base que se necesita, ahora nos toca a nosotras dar el salto de nivel. 

¿Cómo fue la llamada del Movistar?

Fue durante el Europeo del año pasado en Dinamarca. Jorge Sanz nos escribió la noche antes y nos dijo que habría un proyecto importante en España, y que le gustaría contar con alguna de nosotras. Por lo menos fue así como lo supe yo por primera vez. Esa noche no dormí. No sabía que sería Movistar, pero como Jorge estaba ahí metido…luego empezamos a hablar, nos contó el proyecto…era todo en secreto…la gente me preguntaba  “¿Tienes algo el año que viene? ¿vas a cambiar?”, pero no podíamos decir nada (risas).

¿Qué te propuso?

Jorge ya ha estado en este mundo y sabía lo que necesitaba el ciclismo femenino en España. Era importante un equipo con calendario en el extranjero. En España no puedes hacer nada. Al hablar con él nos dijo que la intención era ser WorldTour pero que iba a ser difícil. Aun así, el calendario iba a ser bueno y no tendríamos muchos problemas con las invitaciones.



¿Cómo vivieron la noticia en casa?

En mi casa no hay ciclistas, solo yo. Al principio, a mí me madre no le hacía mucha gracia que fuera en bici, pero con los años…y ahora con el fichaje, estaba más ilusionada que yo. Igual que mi padre. Yo quería encontrar un equipo para poder vivir estos años y dedicarme a esto. En Lointek los recursos no eran los mismos que aquí, y estaba mirando fuera para buscarme la vida. Ahora tengo un sueldo, seguridad social y buenas condiciones…las cosas cambian mucho así.

Tú eres la más joven, ¿hace que todo sea diferente para ti?

Soy consciente de que me ha llegado en un momento que a otras les hubiera gustado. Tengo que aprovecharlo y ver hasta dónde puedo llegar. Es una suerte que pueda tener esto a esta edad.

¿Llegaste a tener otras ofertas?

Si, estuve hablando con un equipo belga. Pero claro, al llamarme Jorge todo cambió. Pero me hubiera ido, ya que yo apostaba por el ciclismo. Las carreras que más se me acoplan son las carreras belgas y buscaba algo así.



¿Estás más tranquila económicamente ahora?

En Lointek cobraba, pero muy poco. El dinero era para pagarte los gastos que suponía ser ciclista. Masajista y todo iban a tu cargo. Nos pagaban todos los gastos, pero al llegar a casa, todo lo tenías que pagar. Desde el Lointek hacían lo que podían dentro de las posibilidades que tenía el equipo, y por eso siempre les estaré agradecida. Ahora es muy diferente. En Movistar tenemos muchos más recursos, entrenadores…no podemos quejarnos la verdad.

¿El mejor recuerdo del 2017?

Ha habido muy buenos momentos. Ganar en casa, en la Vuelta a Valencia, aunque no sea la carrera más importante, delante de mis padres y de los que me apoyan, estuvo muy bien. Pero fueron muchos los buenos momentos.

¿En qué se fijó el Movistar?

Creo que el hecho de que se fijaran en mí ha sido un cúmulo de la progresión que he llevado estos años. El segundo año pude estar en el mundial, este año también, y en las carreras internacionales he podido aguantar con las mejores. No en las Worldtour, pero si en las internacionales he podido estar ahí delante.

¿Cómo has vivido la desintegración del Lointek en este año?

La verdad es que es una pena. Al final el equipo se ha quedado igual, pero muchas corredoras no están. Es una pena que el Lointek haya dejado de patrocinar, pero son cosas que pueden pasar en este deporte. Yo he tenido la suerte de estar con ellas estos años. Si he llegado a este nivel ha sido gracias a que nos sacaron a correr al extranjero. Creo que las compañeras que siguen van a notarlo, pero ahora les toca a ellas dar la cara.

¿Llegaste a coincidir con Jorge Sanz allí?

Con él fue con el que contacté para entrar, pero cuando yo entré, él se fue. No llegué a estar en ninguna carrera con Jorge, pero sí que lo conocía y había estado en contacto con él.



¿Tendréis preparadores comunes o cada una tiene el suyo?

Cada una lleva el suyo. Hay unos cuantos y vamos por zonas. El entrenador que te pille más cerca de tu zona es casi siempre el que te lleva. Jorge es solo director pero, como un equipo, hablan entre todos. Manuel Mateo es mi entrenador.

¿El ciclocross queda aparcado para el futuro?

Si (risas). Ahora todo cambia porque hay más calendario y tengo que centrarme en lo que estoy apostando. Y ahora de momento solo carretera.

¿Pretemporada nueva?

La pretemporada ha cambiado mucho, ha sido muy tranquila. Con el ciclocross casi no me daba tiempo a quitarme el dorsal, y ahora he tenido más tiempo para preparar la nueva temporada. Ahora es la primera vez que hago altura y todo bien, adaptándonos. Estamos 5 corredoras aquí arriba. Hemos empezado tranquilas porque aquí tampoco te puedes pasar. Los primeros días estamos bajando a entrenar y cuando nos adaptemos tiraremos para arriba.

¿Están los chicos del equipo masculino muy alejados del ciclismo femenino o lo conocían bien?

Que va, la mayoría no. Creo que ninguno sabía cómo está el ciclismo femenino de mal. Ni se lo imaginaban. Ninguno estaba al tanto de lo que hay.



¿Ves ciclismo femenino?

Sí, me gusta seguirlo por internet.

¿Crees que la aparición de Movistar femenino puedo dar más presencia en la televisión?

Sinceramente creo que no. Ojala sí, pero el ciclismo masculino ya está bastante aparcado en la televisión, así que el femenino, aunque estará al día en internet, no creo que en televisión.

¿Supone esto un problema a la hora de conocer a las rivales o los recorridos de las carreras?

Sí, creo que sí. Si sigues el ciclismo, ya sabes ésta o la otra, dónde van a estar. No las conoces, pero sabes dónde se defienden.

¿Qué te parece la Madrid Challenge de La Vuelta?

Ojala hicieran una pequeña Vuelta. El circuito de la Castellana, aunque sale por televisión y es bueno, no solo es importante mostrar el ciclismo femenino sino hacer algo más serio. Yo propondría una Vuelta de una semana. Aunque saliendo de sitios diferentes a los chicos, haciendo las mismas llegadas para así aprovechar todo la infraestructura de La Vuelta.
El estilo francés también es un poco extraño. Hacer una carrera en la que se sube un puerto no me parece muy bonito. Es espectáculo, pero no me parece lo mejor para el ciclismo femenino. Además, con una contrarreloj donde se persiguen una tras otra.



¿Cuáles son los grandes objetivos del equipo este año?

Creo que objetivos concretos no tenemos señalados en el calendario. Lo importante este año es formar un grupo, correr como equipo, dar buena imagen y que se nos vea. Somos un equipo nuevo y es difícil estar rápido entre las mejores, pero poco a poco.

¿Estaréis en la Copa de España?

La Copa España se correrá en función del calendario internacional. El internacional será prioritario para nosotras, y partir de ahí, Jorge decidirá. Yo como corredora quiero correr fuera, para crecer hay que salir.

A los chicos del Movistar les preguntan por las carreras a las que les gustaría ir, y luego van intentando adaptar las preferencias de ellos con las del equipo, ¿ha sido igual para vosotras?

Si, ha sido así. Algunas carreras te motivan más que otras y tienen que ver tus preferencias también. En mi caso, la Vuelta a Valencia y las clásicas son las que yo he señalado. Después, en función del equipo. También me gusta la segunda parte de la temporada pero en principio las clásicas.

¿Sobre qué te gustaría que girara una nueva entrevista dentro de un año?

Sobre haber tenido muy buena temporada y poder continuar en este nivel.





miércoles, 3 de enero de 2018

Entrevista a Jonathan Lastra

CARLOS VILLALBA GALÁN


Espero a que Jonathan termine de hacer rodillo para hablar con él. Se le intuye risueño tras el teléfono. Comenzamos a hablar y me sorprende su madurez y seguridad hablando sobre sí mismo y sobre ciclismo. Al parecer, su juventud no está reñida con una cabeza bien amueblada. Precisamente su edad me inclina a preguntarle sobre temas más generales para conocer la opinión de las nuevas generaciones. En definitiva, espero que disfrutéis, como yo lo hice, de la charla que tuve con el bilbaíno.



¿Echas de menos por estas fechas el ciclocross?

La verdad es que cada vez menos. Al principio me costaba más porque venía de cliclocross, pero en carretera las temporadas son largas, terminas un poco cansado y se empieza en enero. En pretemporada lo hago entrenando. Cuando era sub 23 si tenía ansias por correr. Fue decisión del equipo, si hubiera sido por mí, igual hubiera corrido alguna. En otros países como Francia u Holanda, los corredores tienen más permiso. En sitios con mal clima, el ciclocross te salva el día de entrenamiento porque no pasas tanto frio al no haber tanta velocidad.

Tres top10 este año, ¿cuánto cuesta conseguir un top10?

Cuesta bastante. Depende de a quien se lo preguntes dirá que no (risas). Hacer top10 ya significa estar en la pelea. Incluso teniendo el nivel, no siempre puedes hacerlo. Tienes que estar en un punto muy bueno para poder hacerlo.
En Ordizia me metí en la escapada, acaba de bajar de altura, nos cogieron, y todavía tenía fuerzas para estar en el grupo de delante. Íbamos Alex y yo. Yo tenía el puntito de velocidad y me metí. En las otras dos si salimos con la idea de que si llegaba un grupo seleccionado y yo estaba, podía disputar.

¿Con qué momentos te quedas de esta temporada?

Me quedaría más con la fuga pasando por casa en País Vasco. Ordizia también me gustó mucho. Fue un alivio para el inicio de temporada. Esas dos son los momentos que elegiría. Además el día que vestí el maillot estaba al lado de mi casa.

¿Algún momento para olvidar?

El inicio fue muy duro. Me caí en Valencia dos veces, y luego tuve problemas musculares en Algarve de los que me acordaré toda la vida.



Si contamos las veces que el director te ha dicho que te metas en la fuga y por otro lado, las veces en las que te has metido, ¿cómo salen las cuentas?

No salen del todo mal. Son muchas carreras y casi siempre tenemos que pelear por la fuga. Sobre todo nos lo piden en carreras HC o World Tour. En las carreras de Europa Tour, las de nuestro nivel, nos piden más calidad. Por ejemplo, en Italia intenté hacer puesto porque confiaban en mí. En Vendée lo mismo. Las carreras en las que nos ha tocado meternos no han ido mal. Por ejemplo en Guangxi y País Vasco. Es complicado meterse en una fuga. En País Vasco sin embargo, lo difícil que es y justo ese día salió, nunca se sabe.

¿Qué diferencia hay entre las carreras UciWorldTour y el resto?

La gran diferencia es que las disputan los mejores del mundo. Pero sobre todo el ritmo es diferente. En Francia pueden ser carreras locas pero el ritmo es diferente. En WorldTour tienen esa marcheta que pueden aguantar durante muchos kilómetros, y los que no están acostumbrados se van desgastando. Al principio bien, pero con el paso de los kilómetros te vas quedando sin fuerzas y ellos siguen igual. Es lo que hay, para eso son los mejores (risas).

En tus 3 años de profesional, has ido aumentando los días de competición poco a poco, ¿el equipo quiere ir despacio contigo?

Si, el equipo lo suele hacer con todos. Los primeros años siempre menos, para ir en aumento. Vienes de amateur y te van dejando madurar. Me parece una buena idea por parte del equipo.

¿Qué diferencia hay entre el Jonathan de 2016 y el de hoy?

Hay bastantes diferencias, sobre todo en la madurez. Hay cosas de las que no te das cuenta, como la experiencia y el ritmo que te dan dos años. Al principio, con los nervios, ibas a lo loco. Atacar y atacar a lo loco. Todo a lo loco sin darte cuenta de cosas. Luego dices, a ver, por qué voy a gastar aquí fuerzas si luego las voy a necesitar. Piensas más, tienes ese punto de pausa para decir “estoy haciendo el tonto”. También andas más porque tienes más kilómetros.



¿Ya sabes qué tipo de ciclista eres tú?

Creo que tampoco sabría exactamente. Pero si que tengo un poco de velocidad, sin pasar mal la montaña. Soy un corredor de fugas. Me viene bien algo no demasiado duro y que llegue un grupito. Las clásicas de Italia, o alguna que tenga ese punto de dureza no excesiva pero que seleccione, sería mi tipo de carrera.

En diez países has corrido este año, ¿con qué viaje te quedas?

El de China y el de Argentina, por dos cosas diferentes. En Argentina, donde fuimos, me di cuenta de la vida que se lleva, vi pobreza fuera del centro y te das cuenta de lo que tenemos. Y China es el polo opuesto, mucha gente, ciudades de edificios altísimos, no se parece a lo europeo.

¿Qué te pareció el Tour de Guangxi?

Fue una organización espectacular. Para mí, quizás demasiado control, pero así son ellos. Carreteras bien asfaltadas, vallas recién puestas por toda la carrera, gente controlando. Si te digo la verdad, dudo que en el Tour haya tanta vigilancia como allí.

¿Qué te parece la idea de la Hammer Series?

A la gente le puede resultar atractivo porque no estamos 5 horas corriendo, ves salir, llegar y en dos horas lo tienes hecho. Puede ser un concepto que si la gente lo ve, y le llega, podrá crecer mucho. Para el corredor como tal no es tan atractivo. La idea que si me gustó mucho fue la crono por equipos. Salir para perseguir. Eso fue espectacular, y con eso si me quedo. Por lo vivido, son carreras cortas y explosivas que no me vienen mal, pero es verdad que los corredores de fondo en algo tan corto... Cada dos vueltas un sprint, la gente puede verlo todo y eso es interesante. Creo que la idea principal seguirá, pero quizás el tema de la puntuación tendrá que cambiar porque ni los corredores sabíamos bien cuándo se puntuaba y cómo. Se podría hacer algo más sencillo porque si no, vas perdido y no sabes por dónde te da el aire (risas).



¿Ves viable lo del mundial en Bilbao a corto plazo?

Para mí sería muy bueno, pero no sé hasta qué punto es posible. Creo que sí, porque en Euskadi en el tema de publico estamos cubiertos. Mira la Itzulia, está todo lleno de gente. Sería muy vistoso y se podría hacer duro, o menos duro.

¿Qué circuito propondrías tú?

Por ejemplo, después del rodeo habitual, el circuito podría ser bajar a Bilbao, subir a Artxanda que es misma altura pero más tendido que el Vivero, bajar Leioa, pasar por Galdaka…igual un circuito por ahí es más fácil….o quizás repetiría en el Vivero en las últimas vueltas para que sea más selectivo.

¿Qué te ha parecido la entrada de Landa en la Fundación Euskadi?

Muy bien, fue una buena noticia. Es bueno que salgan equipos, dará oportunidad a corredores de casa. No sé cuantos corredores han subido a profesionales, pero un montón de amateurs han subido y es fundamental mantener el proyecto y que siga creciendo. Si puede seguir a ProContinental mejor, y si no, mantenerse allí unos años. Lo importante es que haya equipos.

¿Qué te parece la idea de una Copa Ibérica (España-Portugal) compuesta por varias pruebas puntuables como ha propuesto Ángel Madrazo?

No lo había pensado pero la verdad es que sería muy buena idea. Aunque lo veo complicado porque no sé si se habrán llegado a plantear la idea entre los países. Creo que sería posible según la categoría, en continentales si involucras a los dos países se podría, pero que se llegue hacer es complicado.

¿Cómo se ha recibido en el Caja Rural la noticia del ascenso de los dos nuevos equipos pro continentales en España? (Euskadi Murias y Burgos BH)

Bien. Que haya equipos en la misma categoría nos viene bien a nosotros. Más te exige, y eso hace mejorar. Cuanta más cantidad mejora la calidad. Habrá más competencia y carreras más abiertas. Ahora con tres continentales pro, la carrera estará más abierta para ver quién controla. También habrá más oferta, y eso es mejor para los ciclistas.



Viendo tu cuenta de twitter se ve mucho ciclismo femenino, ¿lo sigues?

Sí, mi pareja es ciclista y lo sigo de cerca. Además entreno mucho con Eider Merino.

¿Te gustaría que el equipo Caja Rural tuviera un equipo de féminas como MovistarTeam y Euskadi Murias?

A mí me gustaría siempre. Cuantas más posibilidades tengan mejor. El Caja Rural ya tuvo hace dos años un equipo de féminas pero no era UCI. Ahora lo veo complicado pero eso depende de la directiva. Igual a Movistar le sale bien y se animan.

¿Qué pueden aportar las nuevas incorporaciones?

Con Cristian Rodríguez ya compartí equipo en amateur. Son todos corredores muy buenos. Cristian es de generales y Amezqueta un gran luchador muy bueno para fugas. Con Nelson Andrés Soto no estuvimos y Yannis Yssaad parecía majo. Al tener dos corredores rápidos luce más. Creo que han sido buenos fichajes.

¿Ves viable correr La Vuelta?

El año pasado me quedé a las puertas. Creo que este año puede ser. Dependerá de mi rendimiento. Si no me sale bien el año ni siquiera yo pediría ir, pero si la progresión sigue así, podría estar. Hay que tener en cuenta que este año hay uno menos. Ocho corredores por equipo en las grandes vueltas. Hay que tener suerte.



6 días es lo máximo que has competido, ¿cómo crees que responderías?

Si. Es verdad que considero que casi hice 11 días con Argentina y Valencia. Solo separados por el viaje. Lógicamente me costaría, sería raro que un joven se encuentre mejor en la tercera semana. Es algo que hay que vivirlo y a partir de ahí se crece.

Tercer año con Caja Rural, ¿te preocupa el futuro?

Soy una persona que cuando empieza la temporada no está pensando en eso. De cara a mitad de año, o finales, ya lo empiezo a pensar. Preocupar seriamente, tengo que decir que no. Siempre pienso en que tiene que salir bien, si no salen bien ya me empezaré a preocupar (risas).

¿Qué le vas a pedir a los Reyes Magos para 2018?

Sobre todo salud y que las lesiones me respeten. Cada uno da luego lo mejor de sí. Pero sobre todo les pediré mejorar. 



miércoles, 27 de diciembre de 2017

Un Año con Ángel Madrazo

Mes 1
Francia


PRETEMPORADA

Acabé el día 2 de octubre en el Tour de Vendée. Estuve entre quince y veinte días sin tocar la bicicleta y después comencé a salir poco a poco con la gente de Madrazo Team para hacer kilómetros. La pretemporada empezó el 1 de noviembre. Compagino la bicicleta con el gimnasio, pero no el gimnasio que la gente se puede imaginar. Me gusta hacer gimnasia en el parque, con diferentes ejercicios como saltos, ejercicios de fit ball o cosas parecidas. Me gusta más el aire libre que estar metido en el gimnasio. Además, he estado haciendo kilómetros para llegar lo mejor posible al comienzo del año. En cuanto a la preparación, llevo ya tres años con Francis Cabello y estoy muy contento. Somos parecidos en cosas y estoy muy bien con él.

DELKO MARSEILLE PROVENCE KTM

Hemos estado cuatro días concentrados conociendo a los nuevos compañeros. La concentración ha consistido básicamente en reuniones. Me vine muy contento porque gran parte de ellos me están ayudando con el idioma y a adaptarme al equipo. Hay varios compañeros (Romain Combaud y Quentin Pacher) que comprenden español y nos entendemos, pero me gustaría aprender el idioma del equipo como forma de respeto.

Una cosa que me ha gustado mucho es que ellos estaban preocupados a nivel individual de lo qué esperas tú del equipo y de lo qué espera el equipo de ti. Yo espero de ellos lo que me están dando, confianza, el apoyo y preocupación en cuanto al idioma, el calendario...y ellos esperan de mi que siempre pueda sacar un buen resultado, aunque es difícil. Somos similares, esperamos cosas similares.

Al 100% de la plantilla nos han dicho que debemos comenzar muy fuerte porque en los primeros tres meses prácticamente todas las carreras francesas son en el sur y el equipo corre en casa. Hay que dejarse ver. Es muy importante sacar algún resultado para intentar conseguir la invitación para el Tour de Francia.

Del 5 al 16 de diciembre tenemos una concentración en Lloret de Mar. Allí haremos la puesta a punto de entrenamientos, patrocinadores, etc. En mi primer año con ellos, por lo que estoy viendo, hay bastantes concentraciones. Hemos tenido una en octubre, otra ahora en diciembre y otra en enero. Para mi mujer y para mi es algo nuevo. Imagino que pasaré el mismo tiempo fuera de casa que todos los años. Pero soy una persona que pone las cosas fáciles. Como decimos ella y yo, que sean muchos años los que pueda estar fuera de casa para poder seguir disfrutando de esta profesión.

CALENDARIO

Tener ya mi propio calendario de todo el año es super importante para la preparación. Aún así puede haber cambios en la planificación pero tener la primera parte del calendario fijado te lo pone más fácil.

La Marsellesa, Tour del Mediterráneo, Tour de Haut-Var, Tour La Provence, París-Niza, Clásica de Loire-Atlantique, Gran Premio Cholet-Pays de Loire y Route Adélie. Este bloque termina sobre el 31 de marzo. Soy un un corredor que me gusta correr mucho porque disfruto corriendo. Me gusta correr desde enero hasta noviembre.

Este año, que es mi novena temporada de profesional, he comenzado con una sensación de mucha confianza en mi mismo, tanto en los entrenamientos como en todo. Hace unos años cuando me venían unos días malos, me preocupaba por si llegaba o no. Ahora estoy más tranquilo y tengo más confianza.

Mes 2
Celeste


CONCENTRACIÓN

Tuvimos una segunda concentración en la primera quincena de diciembre. Aprovechamos para hacer bastantes días de fondo. Los entrenamientos fueron intensos y muy exigentes. En ocho días hicimos más de 1.100 kilómetros en unas 36 horas.

Además, nos sirvió para seguir conociendo a los compañeros. Con el francés me voy desenvolviendo poco a poco. Entenderlo lo voy entendiendo y hablarlo es más complicado. Los compañeros me han facilitado mucho la entrada en el grupo. Me han acogido muy bien y me siento como en casa.

Allí nos confirmaron a cada uno nuestros respectivos calendarios. No ha cambiado en cuanto a lo que nos dijeron en la primera concentración. Estamos a la espera de la invitación para la Paris-Niza y si nos invitan, allí estaré. Es mucho mejor entrenar así, con el calendario prefijado.

En cuanto a directrices concretas no hemos entrado en detalles. Lo haremos en la concentración de enero. Lo importante es que empecemos fuertes. Tenemos que dejarnos ver en las escapadas, en la montaña, metas volantes…. y si es posible, conseguir una victoria. Es muy importante para el equipo. Da igual quién, habrá carreras para todos. Gana uno, ganamos todos. También los patrocinadores.

En cuanto al día a día con ellos, las culturas de cada país son diferentes. En España tenemos la costumbre de hacer sobremesa y en Francia no tanto. Después de cenar, en España nos gusta seguir charlando. Pero como tenemos un grupo Delio Fernandez, Dani Diaz, Mikel Aristi o Rémy Grégorio que si hacen esa sobremesa, nosotros también les pasamos esa cultura al equipo.

METERIAL Y BICICLETA

Por contrato y respeto a mi anterior equipo, he estado hasta el 31 de diciembre con los colores del Caja Rural. Incluso en las concentraciones.

Ya en 2017, he empezado haciendo bastantes kilómetros vestido con la ropa del nuevo equipo y con la nueva bicicleta. Estoy muy contenta con ella. Es una bicicleta muy rígida y aerodinámica. Da sensación de velocidad. Ha sido un sorpresón. Además, me he adaptado fácilmente a la KTM Relevator gracias a Yeyo Corral con el que he trabajado la biomecánica durante los últimos tres años.

Ahora todo es novedoso para mí. La bici avanza muy bien con las ruedas Corima. En el casco tenemos la marca Casco, que aunque al inicio me parecía grande ahora me gusta bastante. En zapatillas yo soy clásico, de Shimano. Por equipo tenemos que llevar cierres Boa, uno de nuestros patrocinadores, y este año es el primer año de Shimano con estos cierres, así que ha sido una alegría para mí. En gafas llevaré Adidas.

ENTRENAMIENTOS

Antes de la concentración hice unos días suaves porque sabíamos que la concentración iba a ser dura. Una cosa buena es que antes de las concentraciones nos informan de lo que vamos a hacer y de esta forma puedes planificar los entrenamientos previos a las concentraciones. Después de la concentración necesite unos 5-6 días de entrenamientos suaves para asimilar el trabajo hecho. El 24 y 31 de diciembre me gusta hacer muchas horas porque cuanto más tarde llegue a casa de mis padres, o de mis suegros, más tarde me pongo a picar (risas). También he realizado bastantes días de fuerza, sobre todo pensando en lo que tenemos para este mes. Unos días antes de la concentración bajaremos el pie para estar bien con el equipo.

Mes 3
Rodando


GRAN PREMIO CICLISTA LA MARSELLESA

El equipo trabajo muy bien desde el principio hasta el final. Lo importante era meter a un corredor en la fuga. Lo hicimos con Combaud con el que ganamos la montaña. Atrás estuvimos trabajando hasta el final. En el puerto donde se decide la carrera, Mauro Finetto, Julien El Fares y yo conseguimos pasar delante. El grupo se dividió en dos por los continuos ataques. Se fue un grupo de 10 donde con El Fares estábamos bien representados. Yo estuve detrás guardando los ataques. Hice el puesto el 20 que es lo de menos, pero conseguimos hacer casi podio en la prueba de casa y segundo mejor equipo.
Lo importante era meter a Combaud o Quentin Pacher ya que subían bien. Conseguir la montaña era importante y estar presentes en la parte final Finetto, El Fares y yo. En general, conseguimos hacer buen trabajo en equipo.

Esa carrera se vive como si fuera un mundial. Al igual que las que hemos hecho y las que vamos a hacer, son super importantes para el equipo.

Fui el único español de la carrera. No sé si ya me había pasado, quizás en Bélgica con Movistar, pero se me hace muy raro, creo que es la primera vez. Cuando no están los españoles también está bien porque me tengo que integrar más con el idioma. Todos me ayudan, tanto a mí como a los que no hablan francés. En este equipo es todo muy familiar.

LA ESTRELLA DE BESSÈGES

La general era muy difícil para nosotros. Las dos primeras etapas fueron complicadas por el viento. El segundo día tuve una avería mecánica. Creo que me hubiera ido mejor si no hubiera tenido ese problema. La tercera etapa, la más dura, nos fue muy bien. En una fuga de 20 metimos a 4 compañeros. Los demás estuvimos atrás tapando los huecos. En la cuarta etapa, la mía (risas)…a la que le tengo mucho cariño, porque siempre me ha gustado,  casi le doy la primera victoria al equipo. El ciclismo es así, que te cojan a un kilómetro es duro porque llevábamos todo el día trabajando. Alguno de los siete de la fuga se merecía la victoria. El equipo muy contento conmigo por haberlo dado todo, luchar hasta el final y darle presencia al equipo.

La crono la hice con la KTM de contrarreloj. Era la segunda vez que la usaba y muy contento con ella. Me adapto bien al material de las bicicletas.

Caja Rural también competía. Esto lo había vivido ya con Movistar. Es una sensación rara, pero con los corredores sigo teniendo amistad. Incluso en las escapadas echas mano de ellos y ellos de ti. Somos rivales pero amigos. Le deseo lo mejor al Caja Rural porque ha sido parte de mi vida.

BALANCE

Las sensaciones han sido muy buenas. El la Marsellesa hubo momentos clave en los que un compañero atacaba y yo debía respetar. Me tocó estar de freno. Pero estuve atrás por eso y no porque me faltaran fuerzas. En Bessèges, el día de los abanicos, también tuve buenas piernas. Y sobre todo en la cuarta etapa, la tenía marcada con una equis.

INVITACIONES

No haber sido invitados al Tour para el equipo ha sido un poco duro. Hubiéramos dado muchísima presencia y peleado para la montaña y las etapas. Aun así encontramos recompensa en la Paris-Niza y la Dauphiné. Esta última la he hecho solo una vez en mi vida y siempre me gustó. Le tengo mucho respeto. Ambas son carreras que si no estás al 100% lo pasas muy mal.

Lo próximo es el Tour de Haut-Var y el Tour la Provence.

Las sensaciones son muy buenas. De peso estoy bien. En algún puerto de casa he hecho test y estoy cerca de mis mejores tiempos. Cuando es así quiere decir que las piernas funcionan.

Mes 4
Por el bien del equipo


TOUR DE HAUT VAR

Mi trabajo en el equipo era coger la escapada e intentar ganar la montaña. En la segunda etapa, la etapa reina, cogí la escapada y cuando trataba de disputar la montaña tuve una caída. El dolor fuerte en el muslo derecho me dejó secuelas para el resto de la semana.

TOUR LA PROVENCE

Sabía que tenía que ir de menos a más. Me dolía bastante la pierna derecha y me notaba bastante hinchado por el golpe. La primera etapa lo pase mal, al igual que la segunda. Ambas carreras fueron seguidas y no hubo tiempo para recuperar. En la tercera si hice buen trabajo para el equipo e incluso llegué en el grupo de cabeza.

CLÁSICA SUD ARDÈCHE

Esta clásica fue la primera victoria para el equipo. Se trabajó muy duro para ello. Teníamos que coger la escapada y al principio no lo hicimos. Pero luego Gatis Smukulis la cogió y nosotros por detrás estuvimos controlando el pelotón. Se marcó después un fuerte ritmo y comenzaron los ataques. En Francia las carreras son muy duras. No solo física, sino psicológicamente, porque tienes que estar todo el día concentrado y delante. En cualquier momento, por el aire o una cota, se te puede ir la carrera. Trabajamos para llevar a Mauro Finetto lo más delante posible y en la cota principal pasamos por delante Finetto, Di Grégorio, Pacher y yo. Ayudándole y llevándole delante, con él disputamos la carrera y conseguimos la victoria.

La victoria ha sido muy importante para el equipo. Te alivia para el resto del año porque ya sabes que no te quedas en blanco. Además, una clásica francesa como ésta es muy importante para el equipo. Todo el calendario francés es muy importante. Ganó Finetto pero ganamos todos.

CLÁSICA ROYAL BERNARD DROME

Teníamos a Finetto para disputarla. Tuvimos que tirar fuerte para romper la carrera y así lo hicimos. Pero en la parte final Mauro no entró bien colocado y perdimos todas las opciones de conseguir un buen puesto. Lo importante es que el equipo trabaja en grupo y haciendo las cosas bien.

VICTORIA EN LA TROPICALE AMISSA BONGO

Estoy muy contento por Mikel Aristi. Se merecía esa victoria. Está trabajando muy duro para ser profesional en este equipo. Le he conocido este año y le tengo gran cariño. Es un gran amigo. Le deseo lo mejor. En todo lo que le pueda ayudar ahí estaré porque se lo merece. Es un corredor muy fuerte, buen rodador, y cuando se produce selección puede ser un hombre importante para los sprint. El futuro lo dirá. Me alegro por su victoria.

BALANCE EQUIPO

El equipo hasta la Paris-Niza lo ha hecho de 10. En todas las carreras hemos tenido a alguien para disputar, tanto en las escapadas como jugándonos la carrera en la parte final. Hemos sido un bloque muy fuerte. Del 2016 al 2017 el Delko Marseille Provence KTM ha evolucionado mucho gracias a los nuevos fichajes y a los jóvenes. Hay que mirar ahora hacia adelante porque se pueden conseguir más victorias.

BALANCE PERSONAL

Estoy muy contento. Cuando se me ha pedido estar en las escapadas las he cogido y cuando tuve la oportunidad en Bessèges de disputar la carrera, nos cogieron a los escapados a falta de 800 metros. Fue muy importante para mí verme de nuevo en cabeza. Si hubiéramos llegado, podría haber rematado. En las 3 clásicas que he hecho, hemos estado jugándonos la carrera. Las veces que me ha tocado hacer de tapón ha sido un trabajo importante para el equipo. Las clásicas son mi terreno y creo que soy bastante valido para ello.

PARIS-NIZA

Soy un corredor que da el 100% en cada carrera. Ahora mismo no estaba al máximo nivel para correrla debido a la caída. En esta situación prefiero que otro compañero que esté al 100% acuda en mi lugar. Cuando eres joven, no acudir a una prueba como ésta duele más. Como veterano, sabes cuando tienes que estar al máximo, y si no lo vas a estar, es mejor que otro compañero lo haga. En un equipo lo mejor es llevar a los 8 más fuertes. Ahora tengo que centrarme en los entrenamientos y volver al 100%. De todas formas, soy un corredor de segundas partes. Junio, julio, agosto y septiembre son los meses en los que mejores resultados saco.

Mes 5
El rey de la Montaña


ROUTE ADÉLIE DE VITRÉ

Se salió muy rápido. Me tocó buscar la escapada. No pude cogerla, pero la cogió mi compañero Gatis Smukulis y así estuvimos representados. A 50 kilómetros de meta cogieron a mi compañero y la carrera se volvió a relanzar. Se fue un grupo grande donde no teníamos representación y a mí, junto a otros compañeros, nos tocó trabajar para echar abajo la escapada. Lo hicimos. Nuestro compañero Yannick Martinez lo reservamos para el sprint en circuito, aunque no pudo ser. La verdad es que para el equipo no fue nada bien la carrera.
Por mi parte, una vez hecho mi trabajo, en el circuito final preferí guardar fuerzas para el resto de días.

TOURANGELLE

En esta carrera nos tocó seguir trabajando para meternos en la escapada. Thierry Hupond se metió en la escapada y consiguió ganar la montaña y luego Yannick hizo séptimo en meta lo que significaba un gran puesto para el equipo. Aunque la escapada esta vez tampoco puedo ser, lo importante es que en ocho carreras que hemos corrido, ocho carreras en las que hemos estado fugados.
Después de un mes sin competir, notaba la falta de ritmo. Soy un corredor al que la primera competición le cuesta, pero luego voy entrando.

CIRCUITO DE SARTHE

Aquí también teníamos que estar representados en la escapada. Un corredor del Roompot (Martijn Budding) arrancó. Fui tras él pensando que iban a venir más corredores, pero al final nos quedamos solos y había que tirar para adelante. Solo los dos era difícil. Budding dejó todas sus fuerzas para llegar lo más lejos posible y en el circuito final estuve 3 vueltas solo, y ya era muy difícil. Además, por detrás se puso a trabajar la FDJ y nos cogieron.
Hicimos un buen trabajo consiguiendo el maillot de la montaña. El corredor del Roompot me lo disputó, pero las cotas me venían muy bien y cuando vio como le arranqué en la primera cota, en las siguientes no me puso muchas dificultades.

Una vez vestido con el maillot de la montaña había que pelear por mantenerlo. Conseguir cualquier premio es importante para el equipo. Me tocó luchar para ganar la montaña. En la etapa reina lo perdí. Fue muy difícil coger la fuga, aunque lo intenté. En la última etapa me costó dar batalla. Estuvimos a tres minutos, pero varios equipos, entre ellos el Androni y el Roompot, que no metieron a nadie, la quisieron echar abajo. Lo consiguieron. Dejé todas mis fuerzas para pasar los 3 pasos de montaña y que el líder no puntuara. Lo conseguí. Al sprint ganó el favorito, Coquard.

Estoy muy contento por ganar la montaña ya que desde el primer día fue el objetivo. Es un maillot muy importante para el equipo y gracias a mis compañeros pude mantenerlo. Este tipo de premios de hecho, se reparte entre todos los compañeros en mi equipo. Ellos también han peleado por él. Aunque depende de cada equipo, en el Delko Marseille Provence KTM repartimos los premios metálicos entre todos.

UN DÍA DE PRECOMPETICIÓN

Hoy nos hemos levantado sobre las 8h y hemos desayunado. Sobre las 10:30 hemos rodado 2 horas y poco. Yo he hecho series de activación. Me gusta forzar un poco el día antes de una carrera para no llegar tan relajado a competición. Al llegar de entrenar he estado charlando con el mecánico para la puesta a punto. Después hemos comido y me he echado una siesta. Luego tenía masaje. He aprovechado con el masajista para transmitirle sensaciones. Además, me ha contado cómo es la carrera de mañana, él ya ha estado más veces, y quién la ha ganado en las últimas ediciones, con lo que me he hecho una idea del tipo de carrera que puede ser. Después tocaba relax en la habitación para hablar con la familia. A las 20h - 20h30 cenaremos. Luego, antes de dormir, estaremos un rato de sobremesa con los compañeros. Mañana, Paris-Camembert.

Mañana todo depende de cómo estén las piernas. Ver si se puede atacar desde lejos o al final. Las carreras en Francia son muy diferentes a las españolas. Son carreras que se luchan desde el kilometro cero hasta el final, cualquier equipo, ya sea ProTour, Continental Pro o Continental, se te puede echar a tirar una escapada abajo y que la carrera vuelva a empezar. 

Mes 6
Mala Suerte


PARIS-CAMEMBERT

(Puesto: 22 / Mejor puesto del equipo: Combaud, 5º)

Fue una carrera de franceses como digo yo. Todo el día a palos sin un equipo que controle al 100%. En este tipo de carreras hay que tener a alguien en la escapada porque te da más seguridad y la posibilidad de no trabajar atrás. A última hora hubo varios cortes en la zona de repechos. Me metí. Llegamos un grupo de 40 o 30 corredores y trabajamos para Romain Combaud porque estaba muy bien. Finalmente conseguimos entrar en el top 10 con su quinta posición y ganó Nacer Bouhanni. Además, por equipo quedaos bien clasificados y para el equipo es importante de cara a la copa de Francia.
Mis sensaciones no fueron buenas debido a los síntomas de la alergia. Pero en cuanto a condición física estaba bien, y como corredor veterano, aprovechaba cuando Bouhanni se quedaba para quedarme con él. Sabía que con él siempre se habría 3 o 4 corredores para meterle delante. En estos momentos me ponía a rueda cuando lo veía y así pude llegar en el primer grupo. Aunque las sensaciones realmente no fueron buenas.

GRAN PREMIO DE DENAIN

(Puesto: 38 / Mejor puesto del equipo : Giraud, 10º)

El objetivo era intentar meter a Benjamin Giraud en el sprint entre los 10 primeros y lo conseguimos. También metimos en la escapada a Gatis Smukulis. Yo estuve todo el día trabajando, subiendo agua, tapándole aire a Benji, era quien lo podía hacer mejor en esa carrera. Las sensaciones por mi parte fueron mejores que en la anterior carrera. Mi función era hacer labor de equipo y la cumplí.

TOUR DE FINISTERRE

(Puesto: 27 / Mejor puesto del equipo: Pacher, 18º)

Esta fue otra carrera típica de Francia con muchos cortes. A última hora se nos escapó la carrera. Se hizo un grupo grande y no conseguimos meter a ninguno. Nos tocó trabajar atrás. No salió como queríamos. Delante llegaron unos diez y no había un Delko entre ellos. Trabajamos pero no echamos abajo la fuga.

TRO BRO LEON

(Puesto: 32 / Mejor puesto del equipo: Giraud, 3º)

Esta carrera la he marcado con una equis para volver. Me ha encantado. Una carrera diferente en las que he disfrutado muchísimo en la bicicleta. Carreras de este tipo, no con pavé, sino con tierra…esa habilidad que requiere meterse en las curvas y la tierra, se me da bastante bien. Pero tuve un poco de mala suerte porque estando en el primer grupo, y a falta de unos 10-12 kilómetros con buenas sensaciones, pinché. Creo que podría haber hecho un gran final porque me encontraba muy fuerte. Ahí empezó la mala suerte.
Desde el principio hasta el final se fue a tope. Se hizo una escapada muy pronto de 15-20 corredores. Nosotros metimos a Siskevicius, pero atrás entre el Fortuneo y el Auber93 la echaron abajo. Antes del tramo de tierra también se fue muy rápido para la colocación.
Es una carrera a la que quiero volver y me he quedado con muchas ganas. Si no hubiera pinchado creo que tenía bastante fuerza para haber hecho algo, pero a tiempo pasado todo se ve mejor (risas). Pero si me da rabia no haber podido por culpa de una avería. Así duele más.
En las carreras francesas, en el momento en que se escapan 6 o 7 corredores, no están fácil cogerles como en España. Las carreteras son estrechas y una escapada con 4 o 5 minutos puede hacer mucho daño .En España las carreteras son más anchas y es más fácil coger la escapada. Además, los finales también son trampa, con repechos en los que si atacan gente fuerte como Chavanel y hay que ir a por ellos, no están fácil que se llegue al sprint.

LA PROPUESTA

En España habría terreno suficiente para poder hacer cosas similares. Yo soy partidario de hacer una Copa de España, incluyendo a Portugal, que constara de 10 o 15 pruebas al año. También sería bueno hacer carreras de circuito. Por ejemplo, unos 20 kilómetros está bien, en una ciudad, con un repecho de 2 kilómetros, otras llanas, que den espectáculo, y en las que el espectador pueda ver a 120 o 140 corredores compitiendo. No solo a nivel profesional, sino también de féminas, de sub23 y de juveniles. Veo muy importante los circuitos para el espectador.
También me gustaría que la Vuelta a España tuviera una vuelta de féminas, y por qué no, una vuelta de 7 u 8 días de elite-sub23. Digo elite porque también hay chavales con 25 o 26 años que se merecen correr y poder pasar a profesionales.

RECORRIDOS

Hay que buscar de todo. Hay carreras que tienen que ser diferentes. Todas tienen riesgos. Por ejemplo, en los Cuatro Días de Dunkerque, donde ha habido pavé, la caída del otro día fue en el momento más tonto. Nunca sabes dónde está el peligro. En una gran vuelta hay que buscar finales trampas pero no en todas las etapas claro. En vueltas grandes en concreto, creo que los 2 o 3 primeros días deben ser duros. De esta forma dejas a la gente un poco tocada y a cada uno en su sitio, para que no todo el mundo piense que puede hacer un top 10 en una gran vuelta. Lo contrario provoca meter manillar, tensión y caídas. Por ejemplo, el año pasado, el inicio en Galicia de la Vuelta a España fue muy bueno. Etapas duras y todo el mundo en su sitio. El que había perdido tiempo se guardaba para próximas etapas.

TOUR DE YORKSHIRE

(Puesto: 79 / Mejor puesto del equipo: Pacher, 12º)

Entrenando en casa, y subiendo los puertos donde tengo mis tiempos, vi que estaba muy fuerte. El primer día me metí en la escapada y cogí bonificaciones. Esto me sirvió para hacer 4º en la general. La segunda etapa fue una carrera sin complicaciones en la que se llegó al sprint. En la tercera se jugaba todo. Era una etapa rompepiernas muy dura. Se hizo una escapada y metimos a un compañero. Esto nos dio tranquilidad atrás. Yo iba sexto en la general en ese momento y por las sensaciones creo que podría haber estado en el podio o entre los 5 primeros. Con las bonificaciones, solo con llegar ya estaba adelante. A falta de unos 25 kilómetros se cayó Bouhanni y con él nos fuimos varios corredores. No pudimos hacer nada porque se hizo un tapón muy grande. Se me partió la vaina trasera de la bicicleta. Me monté y notaba que la bici se frenaba. Se hizo un embudo en la carretera y no podían pasar lo coches. Me di cuenta de que el cuadro estaba roto y estuve 3 o 4 minutos esperando el coche. No hubo posibilidad de que un compañero me diera su bicicleta. Ya no había nada que hacer, solo terminar la carrera. Acabé mosquedado porque estaba perfectamente para estar disputando la carrera.
Al día siguiente, Omar Fraile en Eurosport, estuvo hablando de mí porque vio que estaba muy fuerte. Entrenamos muchos días al año juntos y hablando con él en carrera vio que estaba fuerte. Me alegro de que hiciera segundo y que ganaran. Prefiero que sea él y no otro corredor. Me alegro mucho por él.

CUATRO DÍAS DE DUNKERQUE

Después de la caída me he quedado sin opciones de poder luchar por un top 10 en la general. La caída lo estropeó todo. Las sensaciones eran buenas. La cuarta y la quinta etapa son muy importantes así que hay que levantarse con una sonrisa. El cuerpo duele bastante y al día siguiente es peor. Tienes dolores donde no tenías. Tengo las espinillas como si hubiera hecho combate de K1 (risas). Hay que tomárselo de la mejor manera, mirar hacia adelante y seguir luchando. Si hay que hacer 170 kilómetros al día siguiente, mejor con buen humor. Las cosas pueden salir bien o mal pero hay que salir con buena actitud. Mi mujer dice que no he tenido la mala suerte de romperme algo. Ella es positiva y me apoya en todo momento. Del lado malo hay que ver el lado bueno. Además, el equipo sabe que estoy bien de forma, solo que no me está acompañando la suerte.

Mes 7
Desde las alturas


CRITÉRIUM DEL DAUPHINE

Esta prueba era para nosotros el gran escaparte del año. Me preparé en casa bastante bien para ella, teniendo en cuenta que el objetivo del equipo eran las escapadas y dejarnos ver lo máximo posible. El parón previo a la Dauphiné me sirvió para coger un poco de aire y llegar a tope en cuanto a mentalidad y ganas de dar el máximo se refiere.
Todas las etapas eran nuestro objetivo, menos la crono, y así fue. El equipo nos dijo que los ocho corredores teníamos que ir por las escapadas. Cada día nos iba a tocar a alguno y no se nos podía escapar la ocasión de estar presentes en ellas. Era muy importante tener presencia en televisión y que ASO viera que somos un equipo guerrero, competitivo y que podemos estar luchando por las escapadas para, algún día, dar un susto, como pasó en la tercera etapa en la que casi gana Evaldas Siskevicius.
Fuera quién fuera teníamos que meternos en la fuga. En la primera etapa me metí en un corte y luego vinieron por detrás, nos volvimos a reagrupar y costó bastante que se formara la escapada. Tuve mala suerte de no estar al 100% para haber hecho algo más. Los siete corredores que formábamos la escapada éramos ciclistas valientes. Todos preferíamos hacer séptimos antes de que nos cogiera el pelotón. Finalmente llegaron Thomas De Gendt y Axel Domont, una pena que Delio Fernández y yo no pudiéramos haber hecho algo más. Íbamos justos. La parte final era dura y De Gendt era un hombre difícil a batir. A Delio y a mí nos hubiera gustado llegar a la subida final, pero ese día era el día de De Gendt y hubiera sido muy difícil haberle ganado.
La montaña me la llegué a plantear pero De Gendt también la tenía en mente. El segundo día salí con el maillot de la montaña pero porque él no lo llevaba. Lo importante era buscar la victoria de etapa y no pudo ser.

GRANDES VUELTAS

El manager del equipo estaba muy contento tras la Dauphiné porque habíamos metido muchas horas de televisión, y eso en el ciclismo actual es muy importante. Además, hemos sido muy competitivos a pesar de no haber conseguido victoria de etapa. Somos un equipo que podríamos haber estado por lo menos en la Vuelta a España dando mucho juego a la carrera.
En cuanto a la Vuelta a España, ahora hay dos equipos españoles (Caja Rural – Euskadi Murias) además del Movistar. Es todo más difícil. Pero nuestro equipo, haciendo una temporada competitiva como la que estamos haciendo, será tenida en cuenta por los organizadores. De todas formas, para un equipo francés como el mío, el gran objetivo y escaparate es el Tour de Francia.
La noticia del Euskadi Murias para todo ciclista es importante. Cuantos más equipos haya , mejor para todos. Más trabajo para los ciclistas, para los auxiliares, mecánicos, etc. Le deseo al conjunto Murias mucha suerte. Ojala hagan un buen año.

ALTURA

Estoy en el Centro de Alto Rendimiento de Sierra Nevada. Duermo a 2.400 metros de altura. Me despierto temprano. Desayuno sobre las 8h. A las 9h hay que salir a entrenar porque en Granada hace mucho calor. Sobre las 14h o 15h llegó de entrenar. Como, y duermo la siesta. Por la tarde toca estar relajado, hablar con amigos y otros deportistas. También aprendes mucho de otros deportes como natación o atletismo estando con otros campeones.
Depende del calor que haga, bajo a menos altitud o no. Prefiero entrenar por la parte de arriba, hay puertos de sobra para hacer los entrenamientos.
Voy a estar unos doce o trece días aquí. Mi objetivo sobre todo es estar concentrado en la bicicleta y estar más descansado. Aquí se aprovecha al máximo el tiempo para hacer buenos entrenamientos y descansos. Lo próximo, y para ello me estoy preparando aquí, son el Tour de Austria, y otras carreras como Ordicia, Getxo o la Vuelta a Burgos.

Mes 8
Caídas



CAMPEONATOS DE ESPAÑA

Es una carrera que me gusta correr. Llegaba con muy buenas sensaciones y cuando se hizo la selección de los que se iban a jugar la carrera me metí. Lo peor fue a falta de una vuelta, un corredor se cayó y yo me caí. Dejé muchas fuerzas para volver a enlazar con el grupo, fuerzas que me faltaron para el final. Hice Top15 pero me quedo con las buenas sensaciones.

TOUR DE AUSTRIA

En Austria empecé muy bien. En el prólogo hice el 12º y me vi con posibilidades de hacer buena general. Pero en la segunda etapa una caída a falta de 30 kilómetros rompió el pelotón y no pude enlazar con los de delante. Perdí 1 minuto 40 segundos. Esto me condicionó para el resto de la vuelta. Yo me encontré muy bien. Eran puertos de 8 o 10 kilómetros que me iban muy bien. En las etapas de montaña siempre llegué en el primer grupo y me tocó hacer de buen gregario para Delio Fernández. Entre Delio y yo nos hemos ayudado mucho para poder luchar por la general o alguna etapa. Teníamos opciones de poder ganar con él pero al final hicimos un segundo puesto en la general. Yo hice noveno. Ha sido una vuelta que me ha gustado, espero volver y poder estar entre los mejores.

DE NUEVO ALTURA

Llevo varios días en altitud en Andorra preparándome para mi segunda parte del año que comenzaré el día 25 en la Klasila de Ordizia, Getxo, Vuelta a Burgos y Tour de Limousine.
La altitud me sienta muy bien porque estoy durante 12 o 15 días muy concentrado y cuidándome al máximo. Siempre me quedo muy fino y espero que esta vez, el hecho de bajarme un día antes a la Klasika de Ordizia, como hice en el Nacional, me siente muy bien. 

Mes 9 y 10
El gorrión a la fuga


Desde que comencé la temporada hasta hoy he corrido muchísimas carreras, y en todas he dado el máximo. Después de este último bloque, que ha sido como una gran vuelta pero con diferentes competiciones y corredores, la fatiga ha llegado. Aun así, voy a seguir hasta final de temporada dando lo máximo de mí.

ORDIZIA

Tenía pensado hacer mejor resultado. De todas formas, terminé en el grupo disputó la carrera pero no pude hacer un buen sprint, y eso me mató al final. Siempre tuvimos a alguien en la escapada. La carrera fue muy rápida y había equipos a los que no les interesaba que llegaran los fugados. A la última subida llegó un número grande de corredores y se redujo en la misma. Adam Yates nos dejó subiendo y le rebasamos casi en la línea de meta. Llegamos a meta ese grupo reducido. Hubo varios ataques antes de llegar al sprint. Ahí gasté mis balas. Igual tendría que haber guardado un poco más para jugar mis bazas.
Una de las cosas que me afectó fueron los 15 días de altitud en Andorra y el hecho de que bajara un día antes. No fue lo mejor para esa carrera pero si para lo que venía luego. Después estuve 5 días en casa. La altitud me afectó pero sabía que en unos días se me iba a pasar.

GETXO

Es una carrera muy dura. No dejas de pedalear en todo el día. Hay que estar muy concentrado por el recorrido callejeando y el día de lluvia que hizo. Siempre estuve en los grupos delanteros. A falta de 3 o 4 vueltas, en una de las subidas, se rompió la carrera. Hicimos un grupo grande. Mikel Aristi y yo nos ayudamos mucho para que en ese repecho pudiéramos hacerlo lo mejor posible. Era difícil ganar a Barbero porque esos finales se le dan de maravilla. El grupo final era de unas 20 o 25 unidades. Nada más empezar el repecho ataque. Barbero se me puso a rueda y me rebasó. Al menos sacamos un buen resultado y muy contento por mi parte y por el equipo. Es de las pocas carreras en que la familia puede venir a verme.

VUELTA A BURGOS

Fuimos a esta carrera con la esperanza de realizar una buena general. El primer día, en el Castillo donde ganó Landa, en la primera pasada estuve en el grupo delantero, entre los 15 primeros. Pero en el trayecto de los dos pasos tuve fatiga del día anterior en Getxo y las piernas no respondieron. Me quedé sin chispa. Al menos salvé los muebles perdiendo el menor tiempo posible en meta.
La segunda etapa fue una llegada que se preveía al sprint y así sucedió. Un día con nervios porque había un poco de aire. Los equipos fuertes como Sky y Movistar creaban tensión y fue un día de autentico desgaste. Días en los que parece que no ha pasado nada pero llegas muy cansado al hotel. Ganó Matteo Trentin, metimos a un corredor en la fuga y salvamos el día.
La tercera era la etapa reina, junto a Neila. Se acababa en un final nuevo para la Vuelta a Burgos. En el puerto del Picón Blanco. Fue muy exigente porque se hizo una escapada de 8 o 9 corredores que el Sky quiso controlar con un ritmo muy alto. En el puerto final llegué con unas sensaciones raras. No terminaba de encontrarme bien y hacía mucho aire de costado-cara. En el kilometro 3 o 4 me quedé solo y así llegué hasta arriba. Fue un autentico desgaste. Llegué entre los 20 primeros. Me hubiera gustado hacer un buen resultado pero ya tenía puestas las esperanzas en las Lagunas de Neila.
En la cuarta con final en Clunia tenía el objetivo de no perder tiempo y ayudar a Mauro Finnetto. Es bueno en ese tipo de finales. Todo el equipo pensamos en él para ese día. La teníamos marcada. Ganó Barbero y él hizo cuarto.
La quinta fue corta y relativamente rápida (Lagunas de Neila). Se escapó gente importante que hizo que el Sky llevara un fuerte ritmo para guardar el liderato de Landa. En Neila tenía que hacerlo lo mejor posible y el equipo me pidió que estuviera entre los 10 primeros. Confiaron mucho en mi y me motivaron. Tanto el staff como los compañeros. Se subió a un ritmo alto con Sky y Astana. Miguel Ánguel López fue el ganador. Mi noveno puesto fue importante para mí y para el equipo. Una pena no entrar en el top 10 en la general, quedé el 13. El fallo estuvo en Picón Blanco. Pero ya pasado eso…lo importante era hacerlo bien en Neila y así fue.

TOUR DE L’AIN

Era una carrera nueva para mí y tenía ganas de hacerla. Me habían hablado bien de ella.
El primer día fue un prologo de 5 kilómetros. El resultado no fue el mejor ni el esperado pero tocaba seguir día a día.
En la segunda etapa había que estar con las orejas tiesas. Carreteras estrechas, aire…. En la parte final había una cota importante y llegué en el primer grupo. La idea era ayudar a Benjamin Giraud. Ganó Lobato.
La tercera etapa tenía final previsto al sprint. Cofidis y Lotto NL_Jumbo trabajaron para llegar al sprint y así fue. Ganó Nacer Bouhanni. Día salvado y seguíamos intentándolo en la general.
La cuarta era la primera de montaña con puertos muy duros. Había que estar atentos a los cortes porque se podía ir un grupo de 10-20 unidades y llegar a meta. Delio Fernández  y yo éramos los hombres del equipo para la general. Pinot y Gaudu fueron superiores al resto y llegaron los dos solos. Despues legó un grupo de 3-4 unidades y luego otro grupo donde iba yo. Este grupo era tenía unas 10-12 unidades y pude entrar entre los 10 primeros. La mala crono no nos permitió meternos entre los 10 primeros.
La última etapa fue corta y con un final muy duro. El último puerto, el Col du Grand Colombier, fue muy duro. Coronaron varios corredores y me quedé entre medio. Sabía que detrás venía a unos 20 segundo Delio y preferí esperarle. Es un buen bajador y con él podíamos hacer mejor resultado. Al final llegaron 3 corredores con algunos segundos, Pinot, Geniez y Cattaneo. Delio y yo hicimos un buen trabajo para reducir diferencias y al final demostramos que estábamos bien en las grandes ocasiones de montaña. El hizo 6º y yo 8º. Contentos pero no pudimos estar entre los 10 primeros. El equipo trabajó muy bien y confiaron en nosotros dos.
Menos en la crono, metimos a un corredor siempre entre los 10 primeros en cada etapa.

ATROPELLO

Entre el Tour de L’Ain y el Tour de Limousin, en uno de los entrenamientos, un coche me atropelló y me dejó en el suelo. Un momento en que te sientes mal. No puede ser que esto suceda hoy en día, que un coche te intenté atropellar, provoque caída y te deje tirado. Es la primera vez que me ha sucedido. Encima de las bicicletas van vidas al igual que dentro de los coches. Soy de los que piensan que coches, ciclistas y peatones debemos tener un respeto mutuo, en ciudad y en carretera. Espero que solo sea una vez y que no le suceda a nadie.

TOUR DE LIMOUSIN

Es una carrera en la que todo los años se va a mil. Muy repechera y siempre con actitud de mucha guerra. Es carrera para valientes. A tope desde el principio hasta el final.
En la primera etapa cuando parecía que se iba a llegar al sprint, a falta de 15 kilómetros se produjo una caída masiva que rompió el grupo, a mi no me afectó, pero nuestra baza era Finetto y él hizo entre los 20 primeros. Quizás no lo esperado, pero un gran trabajo de equipo.
En la segunda etapa, nada más dar el banderazo, el gorrión a la fuga, como si fuera una película (risas). El Fortuneo y el Ag2r tenían que llevar ritmo alto y trabajar. Terreno exigente, difícil para rodar, mi labor era hacer forzar a los de atrás lo máximo posible. Se llegó un grupo reducido y metimos a Mauro Finetto entre los mejores.
En la tercera etapa se salió a tope. Yo estaba fatigado, no dormí bien, todo se me acumuló y el cuerpo dijo basta. En las dos primeras horas de carrera, sin buenas sensaciones, tuve que abandonar. No podía más.
Llevó varios meses desde Dauphiné (junio, julio y agosto) en que no he tocado prácticamente casa por competiciones y concentraciones de altitud. Ahora es un momento de llegar a casa y recuperar con la familia. Es lo que realmente me da fuerzas para seguir día a día.

VUELTA A ESPAÑA

Es una atentica pena que mi equipo Delko KTM Provence no esté en la Vuelta. Hubieramos sido un equipo combativo y con 3 españoles en la plantilla. Esperamos que en años siguientes tengamos la opción de correr una de las tres grandes. Sería muy importante e ilusionante correr una gran carrera. Hemos demostrado en carreras WorlTour nuestro nivel. En Dauphiné estuvimos todos los días con algún corredor, incluso dos, en las fugas. También llevé el maillot de la montaña. Lo que más pena me da será no estar en la etapas que acaban y pasan por mi tierra. Esos días daría el 100%.
La Vuelta está siendo muy bonita y dura. La tercera semana las fuerzas van a estar muy justas. Ahora mismo se ve a un Froome superior a los demás. Pero como digo, la tercera semana será durísima.

Mes 11
Las últimas fuerzas


TOUR DU JURA 
(Puesto 35º)

Carrera nueva para mí como pro. Nuestro objetivo era jugar la baza de Mauro Finetto. Fue una carrera que controlamos desde el principio hasta el final. No se ganó, pero se hizo top10. A veces se trabaja muy bien pero los resultados no son los mejores.

TOUR DU DOUBS 
(Puesto 35º)

Carrera nueva ésta también. Se salió a mil y con muchos ataques. Al final se hizo un grupo de 25 unidades, en el que teníamos a Finetto y Pacher para jugar nuestras bazas de cara a la victoria.

COPPA AGOSTINI 
(Puesto 49º)

Otra carrera en la que costó mucho que se hiciera la fuga. Una vez más conseguí estar en ella. Fuimos todo el día muy rápidos en la fuga y el recorrido era muy duro. Esto se nota en el hecho de que solo 50 corredores acabáramos la carrera. Hice mi trabajo de estar en la escapada hasta los últimos 20 kilómetros de meta. Luego ayudé a Finetto en lo que pude y a terminar.

COPPA BERNOCCHI 
(Abandono)

Estaba muy fatigado del día anterior. Ayudé a entrar en la fuga a los compañeros y a subir bidones. Las sensaciones eran muy malas y no pude terminar.

CARRERAS ITALIANAS

Las carreras italianas me gustan muchísimo, sobre todo éstas últimas del año. Son carreras con recorridos para todo tipo de corredores y donde se va muy rápido. Ya me gustaría que en nuestro país tuviéramos carreras de este tipo, y además, después de la Vuelta a España.
Como he dicho en otras ocasiones, sería bueno hacer una Copa Ibérica con 14 o 15 clásicas de un día entre Portugal y España. Creo que sería algo bonito y donde se animaría a muchos patrocinadores a invertir en nuestro deporte. Es una pena que después de La Vuelta a España nuestro país quede vacío de carreras. Creo que se podría hacer una Copa Ibérica con clásicas que desde febrero hasta octubre puntuasen.

TOUR DE GÉVAUDAN 
(Puesto General 24º)

Una carrera que me gusta mucho. Una mini vuelta de 2 días con etapas cortas y de múltiples ataques. Son carreras muy buenas para mí, pero este año no he llegado tan fresco a finales de temporada. L a primera y segunda etapa fueron una locura. En las dos primeras horas se formaban muchos grupos pero nunca terminaban de hacerse. La primera etapa y la general la ganó el más fuerte, el francés Guillaume Martin del equipo Wanty.

TOUR DE VENDÉE

Es una carrera que terminé a 4 minutos del vencedor. Pero no sé por qué motivo, el grupo donde iba yo no aparece en la clasificación. Es algo injusto porque fue un día muy duro, tanto por el recorrido como por la lluvia, y creo que los ciclistas que acabamos deberíamos estar en la clasificación.

PARIS-BOURGES 
(Puesto 27º)

Una carrera para sprinters y en la que llegamos un grupo numeroso al sprint. El vencedor fue Rudy Barbier del equipo AG2R.

PARIS-TOURS ELITE 
(Puesto 81º)

Una clásica super importante en el calendario. Aunque normalmente es de sprinters, este año se rompió en la parte final. Son carreras incómodas de correr porque todo el día el pelotón va estirado. Además, el aire siempre está presente y hay que estar atentos por si se hacen abanicos. El vencedor fue Matteo Trentin.

BALANCE

Este año ha sido una temporada larga con 73 días de competición. En el mes de julio, donde solía parar para descansar unos días, me fui a entrenar en altura para preparar el Tour de Austria. Después de Austria otra vez altitud para hacer Klasika de Ordizia , Getxo, Vuelta a Burgos y Tour de l’Ain. Fueron muchas carreras juntas y creo que es lo que me fatigó demasiado para el final de temporada. Ahora toca descansar y disfrutar de la familia y amigos al máximo, que luego las temporadas son muy largas. El 7 de noviembre comenzaré mi pretemporada, aunque disfruto algunos días caminando por el monte y MTB. Me gusta mucho disfrutar de la naturaleza con la familia y amigos.

ENTRADAS Y SALIDAS DEL EQUIPO

Este año el equipo Delko va a tener bastantes bajas y altas. Les deseo a todos los que se van mucha suerte.
Mikel Aristi es un gran corredor de clásicas y fuerte para el terreno llano. Creo que en el equipo Murias se va a sentir muy bien con corredores de la zona y va a hacer un gran 2018.
Javi Moreno es un gran corredor veterano. Le va a dar una experiencia al equipo muy importante y creo que en las vueltas de 5 o 6 días, nos va a dar mucha presencia. Este último año la suerte no le ha acompañado, pero esperamos que en la familia blue tenga un gran 2018.

Mes 12
Notable


¿Qué nota pones a tu temporada?

Un siete.
El lado positivo es el hecho de haberme adaptado a un nuevo equipo, un nuevo idioma, nuevos compañeros y nuevas carreras. El lado negativo ha sido la mala suerte que he tenido con pinchazos y caídas, y el no haber conseguido una victoria para el equipo.

¿Qué te han dicho desde el equipo?

El equipo me pidió tres cosas a principios de año.
Ser protagonista en carrera, cosa que creo haber hecho. He estado en diez u once fugas bastante buenas.
Conseguir un maillot. Pude ganar el maillot de la montaña en el Circuito de la Sarthe.
Conseguir una victoria. Este es el pero que me pongo por no haberla conseguido.
De todas formas, el balance que han hecho es positivo según me cuenta el manager del equipo. Tengo un año más y espero seguir con ellos.

¿Con qué momento del año te quedas?

Me quedo con haber subido al podio de Getxo con mi hijo. Al menos ya sabe lo que es estar ahí. Físicamente la época en la que he estado mejor ha sido durante Ordizia, Getxo y la Vuelta a Burgos. Ha sido el mes en el que he estado más fino, más fuerte y donde he podido sacar lo mejor.

El sexto español con más escapadas según la revista Alpe d’Huez, ¿qué lectura haces de este dato?

Es algo importante, en lo que los equipos se fijan o deberían hacerlo. Es muy importante, sobre todo para los equipos continentales, tener corredores que siempre anden en fuga. Eso te da mucho protagonismo y publicidad. Pasar muchas horas en televisión es super importante para un patrocinador. Me alegra que los medios se fijen en los batalladores.

¿Algo que hayas aprendido?

No hay que tener miedo a los cambios. A veces he tenido miedo de dejar mi país y correr fuera. El año pasado me la jugué y estoy muy contento y orgulloso de haberlo hecho.

¿Tienes previsto cambiar el calendario en 2018?

El nuevo calendario lo sabremos en la primera concentración. Especialmente las primeras pruebas, para poder programar los primeros meses de preparación. El calendario de este año me ha gustado. Hay carreras a las que me gustaría volver, como la Tro-Bro Léon. Si pudiera hacer más carreras en casa, y disfrutar de ellas, me gustaría mucho.

¿De nuevo el objetivo es el Tour?

Lo más importante es conseguir una invitación para una grande, aunque cada vez es más difícil. Es bueno que sea así, eso quiere decir que hay más equipos. Si no me equivoco, este año hay más continentales profesionales. Esto es muy importante para el ciclismo y muy bonito.
Tenemos que empezar fuerte la temporada porque las primeras carreras del año son carreras en las que el equipo quiere dar guerra, La Marsellesa, La Provance, Haur Var, Ardeche…son cerca de la casa del equipo y tenemos que dejarnos ver. Además, una victoria temprana es buena para una posible invitación a una grande.

¿Qué te parece la novedad de que haya 8 ciclistas por equipo en las grandes vueltas?

Estaría a favor de que se redujera, si con ello se invitan a más equipos continentales pro. Seis en vez de cuatro. No puede decir el presidente de la UCI que el riesgo disminuye por quitar 18 corredores. Eso no es verdad. En el momento clave de una carrera, abanicos en la parte final o la aproximación a un puerto, es inevitable el peligro, a no ser que tengas un pelotón de 40 ciclistas.
Por otro lado, el máximo número de corredores de los ProTour en 2018 creo que son 28 y no 30. Esto hace disminuir las plazas para ciclistas y seguramente para auxiliares e incluso directores. No sé qué pretenden con esto. Se necesita que más ciclistas, sobre todo los grandes nombres del ciclismo, hablen del tema. O nueve corredores o invitan a seis equipos. Los grandes corredores tendrían que hablar.

¿Misma pretemporada y mismo preparador?

Continúo con Francis Cabello. Estoy muy contento con él. Es una de esas personas que gusta conocer en el mundo. Este año hemos empezado con muchas series, más intensidad y entrenamientos más cortos. El cambio a mayor intensidad es algo que va cambiando en el ciclismo y que él me va dictando. Confío en el. Siempre me tiene que echar el freno porque soy cabezón y le meto más horas a los entrenos (risas).

¿Cuándo comenzáis con las concentraciones?

Ya comenzamos con la maleta y los viajes. Del 11 al 21 de diciembre tenemos la primera concentración en Marsella. Todo sea por seguir disfrutando de mi trabajo.

¿Cómo afrontas tu segundo año con el Delko?

Soy una persona, que tenga los años de contrato que tenga, en todas las temporadas doy el 100%, tanto en carrera como en los entrenamientos. Si las cosas no salen bien, no será por mí, sino por otra circunstancia. Nunca pienso si voy a renovar o no. Como se que no lo puedo hacer mejor, no me preocupo por lo que hago. No pienso “y si hubiera hecho”…porque siempre doy el máximo. Son muchas circunstancias las que hay en carrera. Lo hecho está bien hecho si ha sido al 100%.

¿Deseos para el nuevo año?

Más carreras en el ciclismo español. Faltan carreras en meses como mayo o septiembre. Faltan carreras de un día. Circuitos en ciudades, que gusten a la afición. Una Copa Ibérica con unas 12 pruebas anuales entre España y Portugal. Que la selección amateur española estuviera en todas las carreras que se hacen en España. Incluso haciendo selección mixta con amateurs y profesionales.